CONSEJOS PARA USAR TU “GRATI”

Más de 3 millones y medio de trabajadores reciben sus pagos por gratificación durante la primera quincena de julio. Para ellos, la preocupación es evidente por qué hacer con este ingreso adicional. ¿Gastarlo en un bien inmediato? ¿Ahorrar todo o solo un porcentaje? Estas son algunas de las más frecuentes en esta época del año.

Debido a ello, acá te mostramos tres consejos útiles para aprovechar al máximo este ingreso extra.

1. Cancela tus deudas.

La mayor parte de los especialistas en economía y finanzas personales, que en primer lugar se amortizan o cancelan las deudas con el sistema bancario y comercial.

Esta recomendación tiene soporte y cuenta con las tasas de interés de las empresas que se aplican principalmente a los créditos de consumo a través del uso de las tarjetas de crédito o sobre las cuentas corrientes. Si bien los otros tipos de créditos, como los hipotecarios o los vehículos, tienen un menor de costo, también es válido la sugerencia de adelantar los pagos  para reducir el monto de las cuotas de las promesas mensuales, o para disminuir el plazo total de la deuda.

2. Ahorra.

Priorizando la calidad de vida de usted o de algún miembro de su familia, podría ahorrar parte de su gratificación y mejorar la salud, educación o vivienda. En tal sentido, es útil concertar con los miembros de la familia algún proyecto específico que se vuelva a un objetivo de ahorro. Definido este, hay que indagar sobre la institución financiera (Banco, cajas municipales y rurales) y la tasa de interés más convenientes, para luego asignar el plazo o el tiempo en que los depósitos permanecen ahorrados.

3. Invierte en tu futuro.

Dependiendo del monto de la gratificación y de la edad del trabajador, puede sugerir que si trata de un trabajador joven, con un precio razonablemente alto y pocos compromisos de pago, puede asignar una mayor proporción de la gratificación a la inversión.

En este caso, los fondos mutuos suelen ser una buena alternativa, bajo condición de pensar en una rentabilidad de mediano o largo plazo, es decir, no debo comprometer a esta finalidad dinero que para algún imprevisto se mantiene en ahorros o efectivo. Asimismo, se recomienda que el tipo de instrumento a utilizar preferentemente el mar de la renta fija para minimizar el riesgo.

Las opciones arriba mencionadas no son excluyentes en todos los casos, de hecho pueden ser complementarias, es decir, una misma persona puede destinar porcentajes diferentes para pagar deudas, ahorrar e invertir. Cualquiera sea la decisión que tomemos en relación con el uso de nuestra gratificación, es conveniente que la planifiquemos con anticipación y con inteligencia; Y sobretodo que los ejecutemos de acuerdo a ello, ya que muchas veces cuando hay dinero en nuestras manos se nos escapa rápidamente.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *